dilluns, 20 de desembre de 2010

Ana Karenina

-Mi opinión es ésta: la mujer es la piedra de toque esencial en la actividad del hombre. Es difícil amar a una mujer y hacer a la vez algo útil. Para ello hay un remedio: desviar el amor por ellas casándose. ¿Cómo te diría...? -agregó Serpujovskoy, al que le gustaba hacer comparaciones-. Espera, espera... Llevar un paquete en la mano y hacer a la vezz no es posible, pero sí lo es si te lo echas a la espalda. El matrimonio es así. Lo he visto cuando me he casado. Me sentí de pronto con las manos libres. Pero sin estar casado, y llevando ese fardo contigo, estás con las manos tan ocupadas que no puedes hacer nada de provecho...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada