dimecres, 1 de juny de 2011

Del Prólogo de Niebla de Miguel de Unamuno

¡Ah, si yo acertara, siguiendo su propósito, a acometer la historia de los que habiendo pensado escribir no llegaron a hacerlo! De su casta, de su índole son nuestros mejores lectores, nuestros colaboradores y coautores -mejor co-creadores-, los que al leer una historia como ésta se dicen: "¡Pero si esto le he pensado así yo antes! !Si a mí me ha ocurrido lo mismo!" ¡Cuán otros que esos presos de apabullante ramplonería que andan preocupados de lo que llaman la verosimilitud! O de los que creen vivir despiertos, ignorando que sólo está de veras despierto el que tiene conciencia de estar soñando, como sólo está de veras cuerdo el que tiene conciencia de su locura. Y "el que no confunde se confunde", como decía Víctor Gotti, mi pariente, a Augusto Pérez (personaje de Niebla)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada